Aguirre no conoce a nadie. Sólo conoce el poder

Siempre metida en política. Nunca se ha enterado de nada. Puso a todos los alcaldes de los pueblos madrileños pero nunca se enteró de lo que hicieron. Nombró a sus consejeros pero nunca supo lo que hacían. ¿No los controló? Entonces no sirve para alcaldesa. Doble delito. Por incompetente y por ‘tonti’. ¿O sí lo sabía y vuelve, a lo Berlusconi, a engañar de nuevo a los madrileños? ¿No supo nada sobre las andanzas del íntimo Granados? ¿Y del intimísimo López Viejo? Nada de nada. Un misterio que para resolver habrá que peregrinar a Fátima.

Las dudas y sospechas sobre Granados fueron publicadas por la prensa. El incendio del coche de la mujer, la supuesta venta de un chalet en Marbella a un promotor de su pueblo, los guardias civiles que espiaron a sus adversarios, la denuncia por el pago de 200.000 euros a su consejero, el intento de compra de una casa de 1.000 metros cuadrados cuyas obras supervisaba la mujer de Granados, etc., etc. Y lo que no sabemos. Pues Aguirre no se enteró. No lee la prensa, ni oye la radio, ni mucho menos ve la televisión. Ni Telemadrid. Qué desgracia. Al menos Felipe González, de las andanzas de su director de la guardia civil, se enteraba por la prensa. Pues Aguirre, la ‘lideresa’, no se enteró de nada. ¿Y esta mujer tan incompetente y desinformada quiere ser alcaldesa? No puede ser. Vamos, que nadie lo cree. ¿Usted sí?

Seguimos. ¿Se acuerdan de López Viejo? ¿No? Recordemos juntos. Alberto López Viejo. Cobro de comisiones, imputado (¿cómo se dice ahora?) en el caso Gürtel por ello. Cuando llegó al gobierno de Aguirre ya arrastraba sobre sus espaldas un historial repleto de ‘buenas’ actuaciones, como malversar fondos públicos siendo concejal de Limpieza del Ayuntamiento de Madrid. ¡Madre, metieron a la zorra en el gallinero! En la concejalía de Limpieza. Ahí habría que hacer limpieza con lejía de la más fuerte. Aguirre nunca supo nada de las andanzas del concejal y lo nombra viceconsejero de Presidencia. Pegadito a ella, a su sombra. Rozando su falda de continuo. Pero Aguirre siempre mira hacia el lado contrario y… ni ve, ni oye, ni siquiera huele a su vice que no se ducha en años. No se entera. Y lo nombra también consejero de Deportes. Para que practique y su aromático sudor del cobro de comisiones se extienda por toda la Autonomía. Ya está perfumada. De esta forma Aguirre, doña Esperanza, no se huele nada de las andanzas de su consejero.

Captura de pantalla 2015-03-14 a las 18.40.03
La ‘lideresa’, sólo quiere poder. Poder. Y poder. http://esperanza.ppmadrid.es

Seguimos. Martín Vasco. Diputado autonómico, también imputado en Gürtel por cobrar cientos de miles (ni se sabe cuánto) de euros de la red. Nombrado portavoz adjunto del PP en Asamblea de Madrid. ¿Quién le nombró? Pues la presidenta. Doña Esperanza Aguirre. La que aspira a ser alcaldesa. Tampoco sabía nada de él. Ni una pregunta sobre su vida. Casado, soltero, divorciado, bautizado, dónde vive, con quién,….. nada de nada. Ni una pregunta, no vaya a ser que no guste la respuesta.

El concejal de Majadahonda que destapó el caso Gürtel informó a la presidenta Aguirre. Eso se publicó. Pero Aguirre no se enteró. No lee la prensa. Ese día tenía otros problemas en la cabeza. Ahora, muy cínica, dice que ella fue quien destapó el caso Gürtel. No lo hace mejor ni el mismísimo Berlusconi. Destituyó al alcalde, Ortega, y le colocó en otro cargo mejor pagado. ¡Olé! Pero sigue sin enterarse.

Los alcaldes de Pozuelo, Boadilla, Arganda, Collado Villalba, Valdemoro, Torrejón de Velasco y Casarrubuelos están imputados en Gürtel y fueron nombrados por Aguirre. Luego les votaron los ciudadanos, pero los puso Aguirre. Como va a hacer ahora. Pero no los conoce. No conoce a nadie. El dedo de Aguirre coloca a los candidatos, como el dedo de Rajoy (que inmenso error) la colocó a ella. Democracia pura. Los militantes a mirar. Y a observar cómo se enriquecen. Pero Aguirre no se entera.

Como no se enteró de que le hacían una estación fantasma del AVE en Guadalajara-Yebes, para su servicio y mejor negocio de su marido Fernando López de Haro, con todo a favor para dar el gran pelotazo al surgir ahí una nueva ciudad. Esa decisión la tomó el PP, entonces en el gobierno central. Todo queda en casa. Pero de esto tampoco Aguirre se enteró.

¿Y cómo surgió todo? Ay, el ‘Tamayazo’. La clave, el principio del ser de Esperanza Aguirre. Ahí empezó su futuro. Ahí empezó su poder. Dicen que ella no quería. Que no. Que no quería. Dicen. Pero no dijo no a las consecuencias políticas. ¡Ay, el ‘Tamayazo’! Está por escribir la verdad.

Tanta ignorancia y desconocimiento por parte de Aguirre no la hace apta para acceder a ningún puesto de responsabilidad política. Menos al de alcaldesa de la capital de España. Ni a dirigir al PP de Madrid. No puede ser que no sepa lo que hacen sus íntimos. Ni cómo se enriquecen. ¿Y ella qué? ¿No hay nada para ella? Mientras, Rajoy la nombra candidata a alcaldesa. ¡Qué error, qué inmenso error!, señor Rajoy, le diría el maestro Ónega. No importa. Ella no conoce a nadie. Ella no sabe nada. No le interesa. Ella, la ‘lideresa’, sólo quiere poder. Poder. Y poder.


Eladio del Prado @eladiodelprado



Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s